Novedades

[Favoritos][slideshow]

Colombia

[Colombia][slideshow]

Hawaii

[Hawaii][slideshow]

Sudamérica

[Ecuador][grids] [Colombia][grids]

Mujeres "solas"

El post de hoy cambió mucho de lo que tenía planeado, primero, por ponerme en onda con el día de la mujer y segundo, por los acontecimientos recientes de las dos turistas asesinadas en Ecuador. 
Mi pretensión es dedicarle un poquito más de tiempo a algunas historias que voy a introducir ahora (en especial porque me gustaría dedicarle esas historias a la amiga que acompañó en el viaje ala Tatacoa y a San Agustín).
Hace ya casi un año estaba volviendo de Hawaii, a donde viajé sola (y yo digo más bien "sola"
porque uno siempre se va encontrando angelitos por el camino y allá tuve quién me recibiera, quién me enseñara a comer por un dólar, quién hiciera maromas para conseguir un carro y visitar lugares, etc).
El caso es que en ése camino conocí a una mujer espectacular, Leesha, llena de energía y vida, que se movía por toda la isla pidiendo "aventones". Muchas veces tuvo que bajarse del carro por algún comentario inapropiado, o seguir su instinto y decidir caminar horas en vez de subirse en un vehículo, pero gracias a Dios nunca tuvo ningún problema más allá de eso. Siempre que nos
despedíamos y ninguno de nosotros podía acercarla a su casa, quedábamos muy preocupados, pero ella también llevaba un angelito.Yo confiaba en eso.
Conocí también dos argentinos, ellos no tenían ningún problema en moverse por autostop. Jamás sintieron ningún tipo de agresión en más de tres meses usando el dedo como único medio de transporte. Era mucho más difícil encontrar quién los llevara (y este es otro tema, pues el que las mujeres tengan "ventajas" en algunos aspectos también es un tipo de agresión), pero nadie trataba jamás de pasarse con ellos. 
Les confieso una profunda envidia a ser hombre, siempre la he tenido. No me parece justo que ellos tengan que sentirse más libres al salir de la casa (y no digo que no hayan abusos hacia ellos, pero, seamos sinceros, en cifras, para nosotras la cosa se hace más difícil). Tampoco puedo decirles que no me siento muy feliz cuando me
atienden y me consienten, cuando me cuidan, pero quisiera vivir en una sociedad donde me respeten más de lo que me protegen. Porque esa cultura todavía no está tan popularizada es que los padres tienen más miedo de que sus hijas salgan al mundo,al menos más miedo que con sus hijos (espero que sea en la mayoría de casos eso y no una pincelada machista... aunque sé que de eso todos, inevitablemente, tenemos un poco).
Por otro lado, hay algo que sí me emociona del tiempo en el que me tocó vivir; muchas mujeres con las que hablé en Hawaii (y en otros lugares) venían de diferentes partes del mundo, solas o con una amiga, y
habían recorrido medio mundo. Se las veía felices y tranquilas, pero de vez en cuando salían con alguna de las aventuras que les tocaba pasar, así que el que "¿por qué tan solitas?" lo usan también en otros idiomas.
El año pasado viajé con mi mejor amiga (ya les contaré si se enoja por subir las fotos) a la Tatacoa y a San Agustín, dos sitios hermosos y llenos de una energía muy particular. Nos fue bastante bien, y resultó ser una compañía muy agradable. Mucha de mi timidez se fue porque soy muy canchera y
con ella me sentía respaldada. Hablaba más, hacía chistes.
Anuestras familias les parecía una locura. Dos mujeres solas viajando. Y como dicen algunos memes recientes, no íbamos solas, íbamos juntas. Les cuento que estas dos mujeres armaron solas su carpa, caminaron el desierto, se las arreglaron con la comida, con los buses, regatearon todo lo que pudieron y volvieron de nuevo con muchas historias que contar.
En la etapa de planeación, algunos hombresse ofrecieron a acompañarnos, ya fuera para viajar también o protegernos, pero no lo necesitábamos queríamos ese tiempo para nosotras (como girl night, girl travel). Nos acompañamos, nos apoyamos, hablamos tranquilas, y nuestra amistad creció. Nunca me sentí sola.
Dos francesas y una australiana, que sabían más de Colombia que nosotras, nos dieron lecciones de vida. Una de ellas había renunciado a su carrera de derecho para conocer el mundo, de la otra vi recientemente que sus padres estaban emocionados por su decisión de volver a Francia, y la australiana nos visita anualmente para conocer otro rincón de este país, con toda la tranquilidad del mundo.
Y puede que me equivoque, pero me parece que es la mejor forma de contarle al mundo que
nosotras también podemos viajar "solas" si es nuestro deseo.
Estoy hablando del derecho de que no nos griten cosas en la calle, de que no se nos acerquen en contra de nuestra voluntad.
Quiero viajar con la tranquilidad de que nada me va a pasar, quiero colgarme la mochila y recorrer el mundo, quiero hacerlo sola si así lo deseo. Para eso falta mucho, pero estamos en proceso, cuando viajamos "solas" hacemos parte de esa historia.
Pequeños cambios en nuestro pensamiento se reflejarán en la próxima generación. Ninguna mujer es violentada porque no se cuidó, por boba, porque iba sola... sueño con una sociedad que enseña a los niños a respetar y no a las niñas a cuidarse... sueño con un mundo donde la fuerza física no defina quién tiene las de ganar o dé autoridad a alguien a cometer crímenes... sueño con mis sobrinas y las hijas de mis amigos como mujeres independientes, felices y tranquilas, capaces de todo, sinónimos de infinitud, mujeres que entiendan que lo único que no podrán lograr en la vida es aquello que no intenten.
Sueño con que el miedo que me da de viajar solar se convierta en la emoción por la novedad.

No hay comentarios:

Reflexiones

Japón

health